Coalition for the International Criminal Court
Siganos: Facebook Twitter
CICCCourtCoalitionCoalitionDocumentsPressDonation
Buscar por Región
map América África (Sub-sahariana) Asia y Pacífico Europa Medio Oriente y Africa del Norte
Relaciones con el país anfitrión
Relaciones con el país anfitrión
Representantes del país anfitrión: Sr. Harry Verweij, Sr. Carl Peersman, S.E. Sr. Dirk-Jan van den Berg, Sr. Edmond Wellenstein (Director general del ICC Task Force) y Sra. Mascha Matthews.
La Corte Penal Internacional y el gobierno holandés continúan considerando el futuro de las instalaciones permanentes de la CPI. La Corte- que ha sido hospedada en el edificio denominado "The Arc" en la zona de Binckhorst en la ciudad de La Haya desde julio de 2002- es una organización que se encuentra en expansión y sus instalaciones se estima tendrán un costo aproximado de 2 millones de Euros. Las facilidades adicionales que se incluyen son espacios para estacionamiento, una sala de cuestiones preliminares, una nueva sala de audiencias, facilidades para medios y estrictas medidas de seguridad.

El ICC Task Force indicó en varias oportunidades que el Reino de los Países Bajos estaría dispuesto a ofrecer el área de "Alexanderkazerne" en la ciudad de La Haya como una posible locación para el futuro edificio de la Corte. Este espacio estará disponible para uso a partir de julio de 2005.

El Sr. Wellenstein, Director General del ICC Task Force, sugirió que las nuevas instalaciones no deben ser extravagantes, pero aseguró a la vez que no se le negará un nuevo edificio a la Corte. El financiamiento de tal proyecto es preocupante, tanto para la Corte como para los Estados Partes, quienes tendrán que afrontar los gastos. Una propuesta ha sido dividir el pago de las nuevas instalaciones en un período de cincuenta años, lo que haría que el costo total que se afronte sea menor que si se pagara una renta o alquiler. Otra propuesta es que el Reino de los Países Bajos o un benefactor financien la construcción de los edificios de la Corte. Por ejemplo, las contribuciones generosas de Andrew Carnegie financiaron el Palacio de la Paz donde se aloja actualmente la Corte Internacional de Justicia. Con respecto a este punto, sin embargo, la CPI debe ser cuidadosa y asegurar que cualquier benefactor que se involucre en este proceso lo haga sólo en cuanto al tema de las instalaciones y no en temas más centrales del trabajo de la Corte.


Detenidos en la CPI

Un tema para considerar y para el cual se requiere colaboración cercana entre la Corte y el país anfitrión se refiere a la llegada de los detenidos al Reino de los Países Bajos. Funcionarios de la CPI y del país Anfitrión llevaron a cabo negociaciones extensas en 2004 y 2005 para tratar cuestiones relativas a los temas relacionados en este respecto; desde celdas provisionales hasta planes para la construcción de centros permanentes de detención.

Mientras que el edificio de la Corte “Arc” brinda una capacidad limitada para detenciones temporarias durante apariciones frente a la Corte, las celdas no están diseñadas para periodos extensos, ni aún para pasar la noche, y la CPI viene trabajando con las autoridades holandesas para asegurar que existan facilidades seguras en caso de detenciones que se den antes de que se finalicen los planes para centros permanentes.

La Corte actualmente está haciendo uso de las facilidades de la prisión de Scheveningen – a menos de veinte minutos de la Corte. Los funcionarios de la Corte indicaron que las facilidades de detención no deben ser incorporadas en los locales permanentes de la CPI dados los altos costos en términos de seguridad y por otros riesgos relacionados.

La Corte – por medio de un acuerdo especial- le paga a las autoridades holandesas por la utilización de servicios prestados por personal especializado, servicios de comidas, servicios médicos y recursos educativos.

El Comité Internacional de la Cruz Roja visita el Centro de Detención de manera regular.

Antecedentes-Estado anfitrión

Para obtener más información sobre esta materia y el equipo de ONG, por favor contacte con Kirsten Meersschaert en [email protected].